Cómo cuidar tus manos para mantenerlas jóvenes: cuatro reglas esenciales

hands photo

La piel de las manos envejece mucho más rápidamente que la de la cara e incluso más que la del cuerpo. A menudo, de hecho, nos centramos en el cuidado facial, tendemos a olvidarnos de nuestras manos, que en cambio deben ser tratadas con cuidado, siguiendo una rutina de belleza real.

He aquí algunos consejos para cuidarlos, mantenerlos sanos, jóvenes y auténticamente hermosos.

Regla 1: Proteger

Para garantizar una correcta protección de las manos, es imprescindible seguir algunas medidas preventivas:

Cuando trabaje en casa, use siempre guantes para evitar el contacto directo de la piel con el polvo y los detergentes, ya que son extremadamente irritantes;
Para lavarse las manos, use agua tibia porque el agua tibia tiende a secar la piel;
Siempre séquese las manos con cuidado, nunca las frote con una toalla suave;
Cuando se secan, es útil presionarlas ligeramente sobre la piel para facilitar la circulación y la posterior oxigenación.

Regla 2: Hidratar y nutrir

La piel de sus manos debe estar hidratada y nutrida día a día. Debe protegerse con cremas calmantes que contengan sustancias capaces de contrarrestar la acción del tiempo, como la fosfidina, la glucosamina, los fosfolípidos, el ácido hialurónico, las vitaminas A, C y E.

En invierno, cuando la piel parece seca y agrietada, es de gran ayuda hacer un paquete con cremas a base de fosfidina, un compuesto natural capaz de recompactar las células superficiales de la piel. Para hacer el paquete, simplemente aplique la crema, usando guantes ligeros de polietileno. La envoltura debe conservarse durante una hora.

Regla 3: Masaje

Cuidar las manos también significa darles masajes especiales que le permiten reactivar la circulación, ofreciendo oxigenación y nutrición a la piel. Durante el masaje es útil aplicar aceite de linaza, que tiene propiedades rehidratantes y elásticas.

Regla 4: Actuar con tratamientos específicos

Para mantener la piel de las manos turgente y naturalmente joven, la Dermatología Plástica ofrece valiosos aliados en tratamientos como la Técnica de Superposición, que aprovecha las propiedades regeneradoras del ácido hialurónico natural. El tratamiento es indoloro y no causa efectos secundarios.

Dejar una respuesta