Depilación indolora y eficaz: ¿cómo hacerlo?

piernas photo

Quitar el cabello superfluo para tener una piel lisa y sedosa es un objetivo que une a las mujeres, pero no sólo: cada vez más a menudo los hombres también sienten la necesidad. La depilación con cera sigue siendo uno de los métodos de depilación más utilizados, pero puede tener efectos secundarios desagradables como irritación y foliculitis molesta.

Para evitarlos, es importante conocer las técnicas y precauciones a seguir antes, durante y después de la depilación, para que sea eficaz e indolora. Veamos cómo se hace.

La fase preparatoria para que la depilación sea indolora

Como primera precaución, es aconsejable tomar un baño caliente que favorezca la dilatación de los poros, simplificando la depilación. Alternativamente, en las zonas a depilarse, se pueden hacer esponjas con agua tibia.

Antes de rasgar la cera, puede ser útil aplicar una fina capa de talco. De esta manera, la cera se adhiere al cabello y no a la piel.

Durante la depilación

La cera debe ser rasgada de abajo hacia arriba. Después de terminar la depilación, elimine todos los residuos que queden en la piel con las toallitas que se suministran en el paquete o con un aceite corporal, como el aceite de almendras.

La depilación con cera

Una vez terminada la depilación, la piel debe ser flameada y rehidratada. Por lo tanto, es importante aplicar cremas a base de principios activos capaces de contrarrestar la formación de pelos encarnados y la aparición de foliculitis. Se pueden utilizar cremas que contengan ácido salicílico en porcentajes muy bajos, entre el 2 y el 3%, o a base de Alukine, un compuesto natural ampliamente utilizado en el tratamiento de la dermatitis seborreica, que por sus propiedades calmantes es capaz de detener cualquier proceso inflamatorio.

Por último, es aconsejable no llevar prendas demasiado ajustadas y que, por rozamiento con la piel, puedan favorecer los fenómenos irritativos, aumentando el riesgo de desarrollar foliculitis.

Dejar una respuesta