El sexo y las drogas son menos atractivos para los estudiantes de secundaria de hoy

drugs photo

Los adolescentes de hoy son mucho más domados, según una nueva encuesta.

Menos estudiantes de secundaria están recurriendo al sexo o a las drogas, y las tasas de 2017 son las más bajas reportadas desde que comenzó la encuesta en 1991, señalaron investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

“La salud de nuestros jóvenes refleja el bienestar de la nación”, señaló en un comunicado de prensa de la agencia el Dr. Robert Redfield, director de los CDC. “En la última década, ha habido mejoras sustanciales en los comportamientos que ponen a los estudiantes en mayor riesgo de contraer el VIH y enfermedades de transmisión sexual”.

Entre 2007 y 2017, el porcentaje de estudiantes de secundaria que dijeron haber tenido relaciones sexuales se redujo de 48 a 39.5 por ciento, y el porcentaje que dijo que había tenido cuatro o más parejas sexuales se redujo de 15 a poco menos de 10 por ciento.

Pero las noticias no son todas buenas. Muchos adolescentes aún están en riesgo de contraer el VIH y enfermedades de transmisión sexual, son víctimas de violencia o se sienten tristes y desesperanzados, mostró la encuesta. Y el uso del condón disminuyó de 62 por ciento a poco menos de 54 por ciento.

“Los adolescentes parecen estar esperando más tiempo para tener relaciones sexuales y tienen menos parejas, en promedio, pero no usan condones para evitar el embarazo o las enfermedades de transmisión sexual”, señaló el Dr. Michael Grosso, jefe de pediatría del Hospital Huntington de Northwell Health en Huntington, Nueva York.

Redfield anotó que aún queda un largo camino por recorrer con los adolescentes estadounidenses.

“Todavía no podemos declarar el éxito cuando tantos jóvenes están contrayendo el VIH y las ETS, y experimentan tasas preocupantemente altas de uso de sustancias, violencia y suicidio”, dijo Redfield.

Aún así, el porcentaje de estudiantes de secundaria que dijeron haber usado drogas ilícitas (cocaína, heroína, metanfetaminas, inhalantes, alucinógenos o éxtasis) bajó de 23 por ciento en 2007 a 14 por ciento en 2017.

Pero en una señal de que la epidemia de opiáceos tiene un fuerte peso en los niños, un 14 por ciento de los adolescentes dijo que había usado indebidamente analgésicos opiáceos recetados en 2017, el primer año en que se recopilaron esos datos.

Aunque los adolescentes podrían estar practicando conductas menos riesgosas, su salud mental es menos prometedora, mostró la encuesta.

El índice de estudiantes de secundaria que se sentían tristes o desesperanzados aumentó de 29 por ciento en 2007 a 32 por ciento en 2017, según los hallazgos que aparecen en la edición del 15 de junio de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de los CDC.

Dejar una respuesta