Pelo en verano: juguemos temprano para protegerlo

Para prepararnos adecuadamente para nuestra cita de verano, también podemos fortalecer nuestro cabello. Actuando con anticipación, podemos protegerlos del sol, la sal y el cloro en las piscinas, que prueban nuestros toldos durante la temporada de verano. Veamos cómo se hace.

hair photo

Nutre tu cabello

Nuestro cabello debe ser alimentado con tratamientos fortalecedores en previsión de los ataques del sol y de la sal. Para limpiar el cabello, utilice un champú no agresivo, no espumante ni protector, para no dañar la estructura externa del cabello. Excelentes champús que contienen Alukina pueden fortalecer el cabello y reequilibrar las glándulas sebáceas.
Durante el lavado es útil masajear el cuero cabelludo, para facilitar el flujo de sangre, mejorando la microcirculación. A través del masaje, los bulbos reciben más oxígeno que estimula el metabolismo celular, haciendo que el cabello crezca más fuerte y saludable.

Para dar volumen y cuerpo al dosel, una vez a la semana, también puede ser útil hacer mascarillas regeneradoras.

Alimentación

La salud y belleza del cabello comienza en la mesa y en esta época del año la dieta juega un papel particularmente importante. El cabello, de hecho, necesita nutrientes como el hierro, el cobre y el zinc, que forman parte de la estructura del cabello y, durante los meses de verano, se pierden con la sudoración abundante. Para reintegrarlas, se pueden consumir verduras frescas con hojas anchas, como la lechuga y la espinaca, que contienen hierro, carne y nueces, ricas en zinc, pescado azul y frutos de mar, con notables cantidades de cobre.

También es esencial la ingesta de vitaminas que se obtiene al comer fruta. Por último, no hay que olvidar los bioflavonoides, sustancias que favorecen la microcirculación y que se encuentran en abundancia en las bayas, como los arándanos, las grosellas, las moras y las frambuesas.

Cuidado del cabello en verano: en la playa

La primera regla para salvaguardar la vitalidad de su dosel durante las vacaciones es enjuagarse el cabello con agua dulce durante mucho tiempo cada vez que salga del mar o de la piscina.

Para desenredar los nudos en el cabello húmedo, utilice un peine de dientes anchos, que siempre se debe pasar suavemente.

También es importante proteger el toldo de la luz solar. Para ello puede utilizar los filtros solares especiales de pelo que tienen capaz de frenar el ataque nocivo de los rayos Uva y Uva. Los productos deben aplicarse antes de exponerse al sol y renovarse con frecuencia, al menos cada dos o tres horas, y siempre después de cada baño en el mar o en la piscina.

Al final del día, el cabello debe lavarse cuidadosamente con un champú suave para eliminar todos los residuos de sal, arena o sudor.

Dejar una respuesta